ir a página de inicio

Personaje principal.

Enrique RubioENRIQUE RUBIO ORTIZ - Alcázar de San Juan, 1920.

Nació el 22 de Febrero de 1920, en la estación ferroviaria de Alcázar de San Juan (Ciudad Real), porque su padre era ferroviario y allí estaba destinado.

Residió después en Albacete, Sevilla, Linares, Murcia y Zaragoza. Realizó su primera exposición de caricaturas personales a los 14 años, en Murcia, cuando inició colaboración en "Gol" y "Murcia Deportiva".

La guerra civil le sorprendió en Cataluña, mientras pasaba unos días de vacaciones en Tarroja de Segarra (Lleida), y a sus 18 años ingresó en la "Escuela Popular de Guerra", sita en el colegio de los Padres Escolapios de Sarriá, en Barcelona. De allí salió oficial de artillería antiaérea (DCA), no llegando a ejercer mando porque se inició la retirada a Francia, hacia Argelès-Sur-Mer, en cuyas playas quedó abandonado tras altas alambradas, para evitar huidas.

Enviado preso de vuelta a España, pasó por Irún y los campos de concentración de San Sebastián y Vitoria. Su hermano, gracias a mover los contactos pertinentes, pudo salvar a Enrique Rubio de la ejecución en la plaza de toros de Vitoria, pues muchos oficiales del bando republicano -y él lo fue- fueron ejecutados. Le enviaron luego a la cárcel de Torrero, en Zaragoza.

Tras cumplir su condena solicitó el ingreso en Ferrocarriles, para ayudar a la economía familiar. Empezó de telegrafista en una estación cuyo nombre parecía un guiño del destino, Campo Sepulcro, en Zaragoza. No tardó mucho en colaborar con sus caricaturas y chistes en prensa; primero en "Marca", "Dígame" e "Informaciones" y más tarde en "Amanecer" de Zaragoza y "Solidaridad Nacional" y "La Prensa" de Barcelona. Fue el semanario madrileño "Fotos" el primero que le encargó una serie de reportajes, analizando los precios de los alimentos desde su origen hasta su llegada al mercado.

En Barcelona, pasó de la caricatura y el chiste al suceso de tipo policial gracias al azar. El reportero de sucesos de "Solidaridad Nacional" había enfermado y en el Paralelo barcelonés se produjo un grave suceso a las puertas de "El Molino", en el que se dijo estaba involucrada la popular vedette María Yáñez, "La Bella Dorita". No teniendo redactor al que enviar, José Fernando Aguirre, el director, ordenó al caricaturista que cubriera el urgente tema. La "Bella Dorita" atendió con tanto cariño y valentía al periodista, con el que se dejó fotografiar sin problemas, que el reportaje fue a primera página y constituyó tal éxito que Rubio pasó a ser redactor policial.

Luego llegó la oferta de "El Caso", semanario de sucesos nacido el 11 de Mayo de 1952, en el que fue redactor-jefe de Cataluña, Baleares y Aragón, desde su creación hasta el año 1960, en el que se hizo cargo de la dirección de "Por Qué" (creado por él) , que mantendría durante 15 años como semanario barcelonés puntero en sucesos.

Debutó en radio en 1947, en la emisora de las Ramblas barcelonesas "Radio España". Más tarde pasó por "Radio Nacional", "Radio Peninsular", "Cope", "Ondacero", "Rac-1", etc...

El estreno de la televisión en Cataluña fue el 17 de Julio de 1959, en Miramar, Barcelona. Estuvo 6 meses ensayando sin cobrar ni un duro. Cuando salieron "al aire", cobró 3.700 Pts. al mes. Con un informativo llamado "Panorama de Actualidad", presentado por Enrique Rubio y Federico Gallo, se enlazó con el telediario que hacían Yale y Jesús Álvarez en Madrid. Después vivieron programas como "Enviado Especial", "Los Miniperiodistas", "Canciones de la Mar" (junto a Paca Gabaldón), "Cada Semana una Historia", "Adelante el Inventor", "Del Hilo al Ovillo", "La Carretera es de Todos" (junto a Salvador Escamilla), "Edición Especial" y "Investigación en Marcha" (1971), que fue su último programa televisivo en TVE. Gracias a "Investigación en Marcha" consiguió resolver más de 59 delitos impunes, y fue premiado con la placa policial de "Inspector Honorario", distinción que sumó al "Premio Nacional de Reportajes Nacionales e Internacionales" de 1964 y la "Antena de Oro 1965", por guiones originales.

El buen humor fue una de sus constantes, pese a los golpes que le reservó la vida. El peor de todos, la muerte de dos hijas. Se sobrepuso gracias a la devoción que sentía por su trabajo. Nunca se jubiló. Como decía Hemingway: hay que mezclarse intensamente con la vida. Y él lo hizo.

Personajes secundarios.

Los personajes que aparecen como testimonios en el documental son personas relacionadas con el mundo de los sucesos y las estafas. Personas que han tenido una relación especial con Enrique Rubio, personaje principal. Agradecemos encarecidamente la colaboración de todos ellos en el proyecto.

Eugenio Suárez - Fundador del semanario de sucesos “El Caso”Francisco Pérez Abellán - Periodista de sucesosJuan Soto Viñolo - Escritor, Guionista de 'Elena Francis' y Crítico taurinoPedro Costa - Director-Productor de cine y Periodista de 'El Caso'Sebastià D'Arbó - Investigador y PeriodistaAntonio Andrés Pueyo - Catedrático de Psicología y CriminólogoLucio Urtubia - Anarquista y FalsificadorRafael Jiménez - Inspector-Jefe de Policía Pepe Vázquez - Inspector de Policía jubiladoVictoria Méndez - Viuda de Enrique Rubio

Eugenio Suárez Gómez - Daimiel (Ciudad Real), 1919-2014

Eugenio SuarezDurante la guerra civil española (1936-1939) combatió en el bando nacional, pillándole la contienda en los Juegos Olímpicos de Berlín (1936). Se alistó en la División Azul, pero no llegó a Rusia. Tras la guerra, fue enviado a Budapest como corresponsal por el grupo de periódicos del Movimiento, el último año de la Guerra Mundial, por lo que fue uno de los últimos españoles en la capital húngara ocupada por los nazis. Con veintidós años, y antes de ir a Hungría, dirigió "Tajo", un semanario de empresa. Al regresar a España empezó a trabajar en la redacción del "Madrid. Diario de la Noche".

Eugenio Suárez trabajó como censor y sufrió él mismo los rigores de la censura franquista cuando escribió un artículo en el diario "ABC" (año 1946) que molestó al ministro secretario del Movimiento, José Luis Arrese (le hicieron dimitir) y sancionaron a Suárez durante un año sin poder escribir. En ese tiempo fundó una empresa de importación y exportación con países del Oriente Medio que comenzaban a independizarse: Líbano, Israel y Palestina. Tras fracasar su negocio, al año, regresó a la prensa.

Fundó trece cabeceras, la más relevante a los 33 años de edad, "El Caso", un periódico popular especializado en sucesos, ya desaparecido, que empezó con una tirada de 100.000 ejemplares y llegó al medio millón. También editó "Sábado Gráfico", de gran calado en la sociedad española de la época.

En los últimos años destacó como colaborador fijo en la edición madrileña del diario "El País" y también en "Radio Madrid" (Cadena SER). Colaboró hasta su muerte con "La Nueva España", firmando un reportaje de opinión semanal. El último fue publicado dos días antes de su muerte.

Fue autor del libro autobiográfico "Caso cerrado. Memorias de un antifranquista arrepentido" (Ed. Oberón, 2005). En 2007 la Fundación Mapfre reedita su libro "Corresponsal en Budapest" (1945), totalmente agotado. Tras su fallecimiento, muy posiblemente aparezcan sus últimas memorias, ya póstumas, bajo el título "Toser y Contar". Sus compañeros de "La Nueva España" velarán por ello.

Obtuvo los premios «Luca de Tena» (1983) «González-Ruano» (1993) y «Rodríguez Santamaría», de la Asociación de la Prensa de Madrid (2003).

Francisco Pérez Abellán - Murcia, 1954

Francisco Pérez AbellánFrancisco Pérez Abellán es escritor, criminólogo y uno de los periodistas de investigación más prestigiosos. Ha dedicado toda su vida al periodismo, abarcando todos los campos en prensa, radio y televisión. Actualmente es profesor en el departamento de Criminología de la Universidad Camilo José Cela de Madrid.

Director-presentador de “Las Claves del Crimen”, en Tribunal Tv de Vía Digital, director-presentador de “Código Rojo”, en la red de emisoras de televisión de UNE, director-presentador de “Caso Abierto”, en Radio Nacional, Radio 1. Director de la sección “Crimen y Misterio” en los programas de Teresa Campos y experto en grandes sucesos en “Crónicas Marcianas” con Javier Sardá. Fue colaborador de Pepe Navarro en “Esta Noche Cruzamos el Mississippi”, donde cubrió el juicio del “caso Alcácer”, “Por la Mañana”, de TVE-1, con Inés Ballester, Libertad Digital, Libertad TV, y muchos otros...

Ha publicado los siguientes libros: "Asalto al Congreso de los Diputados", "Orgía de sangre", "La Banda del Expreso de Andalucía", "El Crimen de los Urquijo", "Jarabo 1958", la novela "La Policía no es Tonta", "¿Quién lo Hizo?", "Las Anécdotas del Crimen", "¿Quién es el Asesino?", "Crónica de la España Negra - Los 50 Crímenes Más Famosos", "Ellas Matan Mejor - 50 Crímenes Cometidos por Mujeres", "Mi Marido, Mi Asesino", "Violador. Un Poder Infame Sobre las Mujeres", "Diccionario Espasa de Asesinos", "Alcácer. Punto Final", "El señor de los crímenes", "¿Mató Tony King a Rocío Wanninkhof?, "Pequeños Monstruos. El largo aprendizaje de la maldad".

Recientemente ha fundado la "Enciclopedia del Crimen", que nos desvela la auténtica realidad del crimen y los criminales. Con una serie de libros escritos por expertos criminólogos que, en tono divulgativo, descubren las circunstancias y anécdotas que rodean los casos criminales más sorprendentes. Los tres primeros han salido de la experimentada pluma de nuestro personaje. Son "Crimen y criminales I. Claves para entender el mundo del crimen: el crimen en España", "Crimen y criminales II. Claves para entender el mundo del crimen: los crímenes más sorprendentes del mundo" y "El hombre lobo y otras bestias. Psicópatas, mujeres diabólicas y monstruos del crimen".

Juan Soto Viñolo - Barcelona, 1933

Juan Soto Viñolo

Juan Soto Viñolo, escritor y periodista, fue redactor de Radio España y Radio Nacional. Durante dieciocho años (de 1966 a 1984) escribió los guiones del consultorio de Elena Francis, a partir del cual escribió el libro "Querida Elena Francis". Esos mismos años compaginó tareas de realizador de programas informativos, culturales y de creación.

Desde 1980 escribe la crítica taurina y de flamenco de "El Periódico de Catalunya". Ejerció esa misma crítica en los diarios "Tele/eXpress" y "Mundo Diario". Además colaboró en "La Prensa", "Solidaridad Nacional" y en las revistas "Barcelona Deportiva", "Barça", "El Dominical" y "Jano". Asimismo ha sido corresponsal de "El Ruedo", "Trapío", "Seis Toros Seis" y actualmente lo es de la revista "Aplausos".

Ha escrito -entre otros- las biografías de Paquirri, Lola Flores y Rocío Jurado.

Pedro Costa Musté - Barcelona, 1941

Pedro CostaPedro Costa Musté es un guionista, productor y director de cine y televisión español. Ha dirigido, producido y escrito guiones de varios cortometrajes, largometrajes y series de televisión en los que se vislumbra sus inicios como cronista de sucesos.

En 1958 inició la carrera de Económicas y dirigió el TEU (Teatro Español Universitario) de la Facultad de Económicas. En 1962, se matriculó en Dirección en la Escualea Oficial de Cinematografía (EOC) finalizando la diplomatura en 1968. El otoño de 1967 lanza un Manifiesto en que propone "la creación de un cine libre e independiente de cualquier grupo político o burocrático" en una Jornadas en Sitges impulsadas por él mismo. La censura le impide debutar en el cine con sus primeras películas - "Romance de Lucio" (1966) y "El príncipe y la huerfanita" (1968) - y opta finalmente por dedicarse al periodismo.

Sus primeros pasos en el periodismo son como cronista de sucesos en el semanario "El Caso". En diciembre de 1970, escribe una crónica sobre el Proceso de Burgos que cuenta con gran repercusión y le proporciona un trabajo como periodista de investigación para la revista "Cambio16".

En 1974 deja su puesto en "Cambio16" y se decide a lanzar "Posible", una revista de información política. Le acompañan en el proyecto Cuco Cerecedo, Miguel Ángel Aguilar y Alfonso Palomares. Combina este trabajo con la creación de "API", un boletín clandestino independiente.

En 1977, Antonio Asensio Pizarro le contrata para lanzar Interviú y unos años más tarde, en 1980, se traslada a Estados Unidos como corresponsal del Grupo Zeta. Regresa a España en 1982 y con el cambio de gobierno, decide dedicarse plenamente al cine.

En 1983, escribe y dirige su primera película "El caso Almería" que logra el premio a la mejor ópera prima en el Festival de Paormina. Posteriormente escribe y dirige la primera parte de la serie de TVE "La Huella del Crimen". En ese mismo año crea "Pedro Costa Producciones Cinematográficas", desde la que ha producido películas de notable éxito como "Amantes", "La Buena Estrella", "Juana la Loca", "La Vida de Nadie" o "Las 13 Rosas", entre otras.

Sebastià D'Arbó - Tortosa, 1947

Sebastià D'ArbóSebastián Daniel Arbonés nació en Tortosa (Tarragona) el 25 de noviembre de 1947.

Comenzó a trabajar en un laboratorio fotográfico coloreando a mano las imágenes que se exhibían en las salas de cine y entró en el equipo de cámaras en Estudios IFI de Iquino y despues en los de Producciones Balcázar. Subió todo el escalafón desde el meritoriaje hasta llegar a director de fotografía. Trabajó en numerosos westerns en Esplugas city, un poblado del farwest situado en Esplugas de Llobregat por el que actualmente pasa una autopista. Eran años en que los estudios catalanes estaban en plena ebullición, rodándose centenares de películas al año que se estrenaban e incluso daban la vuelta al mundo.

En 1966 ingresó por oposición en Televisión Española para rodar documentos filmados en 16 mm en la época en que no se usaba el videotape, que es posterior, y colaboró en programas como "Misterios al descubierto" y "Visado para el futuro", que por entonces se emitían desde los Estudios Miramar en Barcelona para toda España.

Viajó a África para rodar la serie "Fauna" (1970), sobre la vida de los animales, obteniendo la Antena de Oro de TVE por su labor por la mencionada serie.

En esa época comenzó a usar su seudónimo artístico como "Profesor D'Arbó" o "Sebastián D'Arbó" en programas como "Catalunya Oculta" y "Misterios en el deporte". Se dedicó intensamente a la radio y a la televisión, y en 1975 ganó el Premio Ondas al mejor programa de Radio por "La Otra dimensión", en la SER.

Después de unos años en que intensificó su labor cinematográfica, regresó a finales de los 80 y los 90 al medio televisivo y a las ondas con programas como "Catalunya misteriosa", por el canal catalán de TVE y "España mágica", por el canal estatal de TVE. También "Pirineus màgics" en Andorra Televisión, y participó en el programa "En los límites de la realidad", para A3TV. "Catalunya misteriosa" duró siete años en antena. Desde 2004 realiza el programa de radio nocturno "Misteris amb Sebastià d’Arbó", en la cadena radiofónica RAC-1, y fundó su propia cadena de televisión que emite en el área de Barcelona, TeleMagik. En el año 2002, el Festival de Sitges le rindió homenaje a toda su carrera.

Actualmente tiene un programa diario en el canal Estil9 que se llama "Misteris amb Sebastià D'Arbó".

Dr. Antonio Andrés Pueyo - Tarragona, 1957

Antonio Andrés PueyoAntonio Andrés Pueyo es Catedrático del Departamento de Personalidad, Evaluación y Tratamientos Psicológicos de la Universidad de Barcelona. Dirige el Máster en Psicología Jurídica y Forense y del Curso de Extensión Universitaria sobre Psicología de la Delincuencia. Ha sido Coordinador del Programa de Doctorado sobre Personalidad, Desarrollo y Comportamiento Anormal de dicha Universidad que cuenta con Mención de Calidad del Ministerio de Ciencia e Innovación del Gobierno de España.

Entre otras actividades académicas dirige tesis doctorales y es profesor en los estudios de Grado de Psicología y de Criminología de la Universidad de Barcelona. Asimismo es profesor de diversos Programas de Doctorado y de Máster en Universidades españolas. Dirige el Grupo de Estudios Avanzados en Violencia de la Universidad de Barcelona (GEAV-UB) y es el investigador principal de varios Proyectos de Investigación financiados por entidades gubernamentales y privadas del contexto catalán y nacional español.

Ha publicado diversos trabajos en sus temas de interés: predicción de la violencia, agresión, impulsividad, diferencias individuales y personalidad.

Lucio Urtubia Jiménez - Cascante, 1931

Lucio UrtubiaLucio Urtubia nació en Cascante en el seno de una familia muy pobre de cinco hermanos. Reclutado para el servicio militar, descubriría muy pronto la facilidad para realizar contrabando en la frontera hispano-francesa. Con otros compañeros del servicio, desvalijó un almacén de la compañía a la que estaba adscrito. Al ser descubierto, desertó y huyó a Francia en 1954, ya que los delitos cometidos podían llevar aparejada la pena de muerte.

En París comienza a trabajar de albañil, oficio que le acompañará toda su vida. Comenzó a relacionarse con las Juventudes Libertarias de la Fédération Anarchiste, radicada en París, en principio para aprender el idioma, pero más tarde plenamente convencido por las relaciones que allí inició, que incluían entre otros a André Breton, Georges Brassens y Albert Camus. Al poco tiempo de vivir en París se le pidió que escondiera a un miembro del maquis antifranquista en su casa. El refugiado resultó ser el mítico Quico Sabaté, con el que compartió casa durante varios años, hasta la muerte de este: Para Lucio, Quico era su dios, su maestro del anarquismo.

No había guerrillero o exiliado político que no tuviera documentos falsos salidos de la mano de Lucio. Se unió con otros compañeros libertarios en los años 60 para falsificar moneda, con la que financiaban a numerosos grupos por todo el mundo, a la vez que procuraban desestabilizar las economías capitalistas. Subsecuentemente con estas actividades, en plena invasión de la Bahía de Cochinos, propuso a la embajadora de Cuba en Francia, Rosa Simeón, destruir con explosivos intereses estadounidenses en Francia, a lo que esta se negó. Sin embargo, resultó tentada con la propuesta que le hizo de falsificación masiva de dólares americanos, de los que le llevaba una muestra. Fue entonces cuando la embajadora medió para presentarle a Ernesto Che Guevara en 1962, al que le presentó su plan de falsificación a gran escala de dólares, siendo rechazado por el mismo, a la sazón Ministro de Industria de la Revolución Cubana. Salió Lucio desencantado de la reunión, el Che le había dicho que los EE. UU. seguirían siendo ricos a pesar de todo, dándose cuenta de que el revolucionario argentino empezaba a estar cansado del rumbo que tomaba la política en la isla.

Su golpe maestro y que le cambió su vida, fue la falsificación de cheques del Citibank, de los cuales realizó 8.000 hojas de 25 cheques de 100 dólares cada uno, con lo que estuvo a punto de hacer quebrar al banco, que sufrió una importante caída en su cotización en bolsa. Este dinero fue utilizado, como siempre, en la ayuda de movimientos guerrilleros en Latinoamérica (Tupamaros, Montoneros, etc.) y Europa. A pesar de la espectacularidad de la falsificación, sólo fue condenado a 6 meses de cárcel, gracias a la ayuda que le prestaron casi todos los abogados progresistas de Francia, y a un acuerdo extrajudicial con el City Bank, que fue forzado a retirar los cargos a cambio de las planchas de grabación. Su vida ha sido una continua aventura: cinco órdenes internacionales de búsqueda, incluida la CIA; preparó el secuestro del nazi Klaus Barbie en Bolivia, colaboró en la fuga del líder de los Panteras Negras, intercedió en el secuestro de Javier Rupérez, medió en el caso de Albert Boadella, simpatizó con los Grupos Autónomos de Combate-Movimiento Ibérico de Liberación y con los posteriores Grupos de Acción Revolucionaria Internacionalista (GARI), sobre todo con uno de sus miembros franceses, Jean-Marc Rouillan... Siempre defendió el trabajo: «somos albañiles, pintores, electricistas, no necesitamos el Estado para nada»; «si el paro y la marginación crearan revolucionarios, los gobiernos habrían acabado ya con el paro y la marginación». Actualmente continúa viviendo en París de su trabajo de albañil.

Es considerado por la izquierda política como una especie de Robin Hood o Quijote; aunque en palabras de Albert Boadella «Lucio es un Quijote que no luchó contra molinos de viento, sino contra gigantes de verdad».

Rafael Jiménez - Barcelona, 1962

Rafael JiménezRafael Jiménez (Barcelona, 1962), Es Inspector del Cuerpo Nacional de Policía y actual responsable del gabinete de prensa, relaciones públicas y protocolo de la Jefatura Superior de Policía de Cataluña.

Ocho periodistas y un escritor (Andreu Martín) son los autores de "Barcelona negra" (Planeta), un libro que reúne otros tantos relatos sobre casos reales resueltos por la Policía Nacional en Barcelona. El libro ha sido creado y coordinado por Rafael Jiménez, cumpliendo así su sueño de agradecer públicamente la labor de la policía. Actualmente prepara otro libro con la colaboración de los más importantes periodistas actuales de sucesos.

José Vázquez - Arzúa (A Coruña), 1942

Pepe VázquezJosé Vázquez nació en Arzúa (A Coruña), en 1942.

Es Inspector jubilado del Cuerpo Nacional de Policía y antiguo responsable del primer gabinete de prensa de España, en la Jefatura Superior de Policía de Vía Layetana, en Barcelona.

Por coincidencia de fechas (1985-2000) durante su estancia en la Jefatura de Barcelona, tuvo innumerables encuentros con Enrique Rubio, que a finales de los 80 seguía pasando diariamente por las dependencias de Vía Layetana en busca de los últimos sucesos acaecidos en la ciudad Condal. Con el paso de los años, las visitas de Rubio fueron también por amistad, pues tuvo grandes amigos dentro de la policía. Con ellos compartió sucesos, charlas -algunas en jerga-, desayunos y alguna partida de cartas. La visión y recuerdo de José Vázquez (Pepe para los amigos) aporta una nostalgia cercana del personaje principal de Rubio, así como una crónica en primera persona de la mítica comisaría barcelonesa.

Victoria Micaela Méndez Esteban - Zaragoza, 1923 - Barcelona, 2013

Victoria MéndezVictoria Micaela Méndez, más conocida por Mica, nació en Zaragoza en 1923. Se casó con Enrique Rubio Ortíz en 1948. Tuvo dos hijas y le queda un hijo.

Durante sus más de 60 años de relación con Enrique Rubio, cumplió el difícil papel de ser el escudero de "Don Quijote de La Rambla", alias Rubio. Siempre estuvo a su lado, para lo bueno y para lo malo; aconsejando con cautela y precaución femenina. Rubio tuvo un don para serpentear entre toneladas de información y hallar el diamante en bruto, pero su mujer, Mica, lo tuvo para gestionar la economía familiar y la educación de sus tres hijos, siendo el "Ángel Custodio" familiar.

Como anécdota, diré que siempre que Enrique Rubio tenía que buscar algo en su archivo, se dirigía hacia Mica y le ponía el dedo índice en la frente, apuntándole con la yema. Entonces le solía preguntar: ¿dónde está el sobre tal -o cuál-?, a lo que ella siempre respondía con una correcta descripción del archivador o carpeta que contenía la preciada información. No en vano, ella era la que archivaba los recortes de prensa diarios que Rubio extraía de todos los diarios nacionales. Él siempre dijo que era "su ordenador DIGITAL".

Murió en 2013.

La Timoteca Nacional quiere ser un documental sobre la picaresca española de las últimas décadas, basado en la vida del periodista Enrique Rubio.

© Tomás Sastre.